Adquirir vivienda con crédito sin lugar a duda es una de las mejores formas para hacer tu sueño de tener casa propia una realidad, sin embargo, es necesario conocer cual de las modalidades de pago es la que más se acomoda  tanto a tus ingresos  como capital financiero. Por eso en esta nueva entrada te hablaremos de dos de los tipos de créditos vigentes para adquirir vivienda.

 

Leasing habitacional

Adquirir vivienda con crédito- leasing

Esta forma de adquirir vivienda con crédito bien sea nueva o usada es junto al  crédito hipotecario, una de las modales crediticias más elegidas por los compradores, pues, además de ser  una de las opciones más económicas del mercado  este método de pago brinda la posibilidad a las personas que buscan adquirir su vivienda propia de cancelar  un arriendo, conocido como arriendo financiero el cual contiene valores de capital e interés sobre el total del inmueble, de forma mensual.

Esto permite a la persona desde el primer momento ofrecer una opción de compra sobre el inmueble, otorgando de cuota inicial  un porcentaje entre el 20% y  30% del valor de la vivienda.  Una forma en la que las personas pueden vivir en arriendo hasta por 20 años y luego decidir si quieren convertirse en propietarios.

Es importante destacar que en el leasing habitacional la propiedad legal del inmueble la tiene la entidad bancaria hasta que se solicita la opción de compra.

Adquirir vivienda con crédito hipotecario

El  crédito hipotecario es un préstamo con intereses y a un plazo determinado que se basa principalmente en anteponer como garantía de pago el inmueble que esperas adquir,  así este tipo de crédito se respalda además de  garantías personales en una garantía real.

Esta  forma de adquirir vivienda con crédito tiene como una de sus principales características que solo el 70% del valor del inmueble puede ser prestado y que la primera cuota de pago no podrá exceder el 30% del valor de tu salario mensual;  sin embargo, ¿Qué sucede si en dado caso  no cancelas el valor de la cuota hipotecaria?  adquirir vivienda con crédito hipotecarioEn esta situación lo primero que debes hacer es acercarte a la entidad financiera y fijar nuevos plazos de pago que se acomoden a tu situación económica, recuerda que tendrás alrededor de 3 meses como máximo antes de que el organismo con el  cual realizaste la hipoteca inicie un proceso judicial, el cual previa notificación y avalúo procederá a vender el inmueble para cubrir el costo del préstamo realizado.

 

No cabe duda que los créditos como el leasing habilitación y el hipotecario son  grandes aliados al momento de adquirir vivienda propia. No obstante, es necesario que antes de decidirte por alguno de los dos revises cual  de estos es el que más se acomoda a tu solvencia económica  haciendo un análisis de los distintos costos de las entidades financieras, y sobre todo no olvides tener en cuenta gastos previos al desembolso de los créditos como la cuota inicial del inmueble, gastos de escrituración y registro entre otros.

Así tendrás claro cual será el cargo mensual de las cuotas y conocerás las distintas opciones que ofrece el mercado financiero,  para que logres elegir la opción crediticia que mejor se acomode a tus planes económicos.

De igual manera una buena opción iniciar con tu ahorro es el abrir una cuenta de ahorro programado o una cuenta  AFC (Cuentas de ahorro para el fomento de la construcción)  la cual te permitirá proyectar tu ahorro para el momento de comprar vivienda propia con beneficios en las cuotas del crédito.

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *