Desde hace un año y medio, cuando comenzó la pandemia del nuevo coronavirus, las actividades diarias cambiaron, incluida la compra y venta de vivienda. Este sector, al igual que otros, se tuvo que adaptar a las nuevas tecnologías.

Es así que nacieron las ferias virtuales, espacios que antes se hacían en los grandes centros de convenciones y en donde los constructores y las inmobiliarias ofrecen sus portafolios con los proyectos que tienen vigentes.

“Sin duda alguna, la forma de vender nos cambió con las restricciones”, explica Alejandro Castañeda, arquitecto y gerente de ACCI, una empresa de asesoría inmobiliaria. “Ya se tenían herramientas digitales, pero con la pandemia se potenciaron aún más, ahora es posible tener un ecosistema 360”, dice.

Y es que, pese a las restricciones y la emergencia sanitaria, la venta de vivienda nueva en 2020 se consolidó como el principal destino de inversión de los hogares del país. Según el sistema de información Coordenada Urbana, la comercialización de este tipo llegó a 194.802 unidades de vivienda, representada en inversiones de los hogares por $ 37,2 billones.

En diálogo con Portafolio, Sandra Forero, presidenta de la Cámara Colombiana de la Construcción (Camacol) resaltó la rápida reactivación del sector de la construcción: “Se está dando de manera homogénea. Hablar de construcción es hablar de recuperación. Hay que destacar la dinámica de la Costa Atlántica, el Eje Cafetero, Valle y Antioquia”.

 

Comprar en ferias virtuales

Si usted ha navegado por buscadores en internet, es posible que se haya topado con publicidad de páginas de ferias virtuales, algunas sobre temáticas específicas y otras sobre compra y venta.

En el caso de viviendas, estos espacios digitales simulan una feria presencial. Varios cuentan con módulos interactivos en los que las personas pueden conocer los proyectos ofertados. En caso de que esté interesado en comprar una casa a través de estos canales, tenga en cuenta estas recomendaciones.

Ingrese a sitios seguros: si bien, pueden existir anuncios en internet y redes sociales, solo acceda a páginas que estén verificadas y sean los oficiales de la feria virtual. No caiga en engaños. En su mayoría, la ruta estará enlazada a la página central del organizador del evento.

Verifique quién es el promotor y los constructores: los expertos coinciden en que esto es un punto importante porque le da garantía a usted de lo que se está ofertando. En este caso, revise quiénes están promoviendo la feria virtual y qué constructores o inmobiliarias estarán. Revise que sean empresas constituidas con todos los papeles en regla.

Compare proyectos: una de las ventajas de las ferias virtuales es que los usuarios pueden tener a la mano cinco, seis o más proyectos de vivienda disponibles al mismo tiempo, lo que le permite

Preguntar y preguntar: en las ferias virtuales están habilitadas las opciones de chats en vivo o asesores en línea. A través de ellos, usted podrá aclarar todas sus dudas, como la interacción en el sitio, el tipo de vivienda, los tiempos de entrega y la forma de pago.

Ir al sitio: esta recomendación puede variar en tiempos donde las restricciones por la pandemia cambian. Lo cierto es que se aconseja visitar el lugar donde estará el proyecto. “Varias plataformas ofrecen la vista en mapa virtual del lugar, e incluso de cuál será la vista de la propiedad que compre, pero es recomendable que las personas vayan o pasen por el sitio en donde estará la vivienda. Así se darán una idea de lo que comprarán”, explica Alejandro Castañeda.

POR: El Tiempo Mayo 2021 https://www.eltiempo.com/economia/finanzas-personales/interesado-en-comprar-vivienda-asi-puede-hacerlo-en-ferias-virtuales-590096